sábado, 12 de mayo de 2012

Unidad V, La Evaluación Psicopedagógica.



La Evaluación Psicopedagógica
(Autor: Climent Giné)

La evaluación de las posibles necesidades educativas del alumnado se revela como uno de los componentes más críticos de la intervención psicopedagógica; no sólo porque los profesionales de la Psicopedagogía (psicólogos, pedagogos y psico-pedagogos) dedican a esta tarea buena parte de su tiempo, sino porque en ella se fundamentan las decisiones orientadas a la prevención y, si es el caso, solución de las posibles dificultades del alumnado y en definitiva a la promoción de las mejores condiciones para su desarrollo.

Probablemente el contexto en el que los psicopedagogos ubican la mayor parte de sus actuaciones en el campo de la evaluación psicopedagógica sea el escolar. Por esta razón, este capítulo se centra preferentemente en este ámbito. En este sentido, téngase presente que la concepción actual del proceso de enseñanza y aprendizaje, que se ha impulsado a partir de la reforma educativa, conlleva cambios importantes en el modelo de evaluación de las necesidades educativas del alumnado y, en consecuencia, en las prácticas y en los instrumentos utilizados.

 Rasgos principales que caracterizan las dificultades de aprendizaje:
El desarrollo es fruto de la interacción del individuo, con su equipo biológico de base, con los adultos y compañeros significativos en los distintos contextos de vida. La interacción tiene lugar a través de las oportunidades y experiencias que los adultos/compañeros proporcionan al individuo (alumno).

Para que pueda producirse desarrollo (aprendizaje) es necesaria la participación del alumno y la guía del adulto (profesor) y/o de compañeros más capaces. Lo que debe preocupar al profesional no es profundizaren el déficit, sino conocer sus posibilidades.

Debe evitarse establecer categorías entre los alumnos según sean sus condiciones personales, y centrarse en las condicione que afectan a su desarrollo personal y que justifican la provisión de determinadas ayudas específicas.

Existe una amplia gama de necesidades comunes a todos los alumnos, por lo que los apoyos especiales que pudieren precisar determinados alumnos tendrán siempre un carácter complementario. Las necesidades educativas especiales muestran siempre un importante grado de relatividad y pueden tener un carácter permanente o transitorio.

Las necesidades educativas de un alumno deben identificarse sobre la base de las exigencias que la escuela le plantea, por lo general, entorno de currículo. La identificación de las necesidades educativas especiales del alumnado se convierten en el inicio de la determinación de las actuaciones educativas apropiadas y de los recursos personales y materiales que se le deben proporcionar en orden a su progreso personal.

Este capítulo es muy generoso, y está explicado de manera sencilla con ejemplos prácticos aplicables en todos los ámbitos educativos especiales. Si deseas obtenerlo completo en versión de Power Point, aquí lo compartimos contigo amigo lector, o si deseas obtenerlo a través de tu correo electrónico personal, escríbenos y con mucho gusto te lo enviaremos a la brevedad posible.






Con mis respetos y cariño siempre, 
Doral.

1 comentario:

  1. me gustaría que me lo enviaran a mi correo
    d_ianis@hotmail.com

    ResponderEliminar